29/11/13

Cómo limpiar tu joyería

tips para limpiar joyería

Consejos para limpiar tus accesorios para que queden como acabados de comprar.

Nuestros queridos accesorios pueden cambiar un look en un abrir y cerrar de ojos y hasta cambiarnos el ánimo. Ya sea que tengamos joyería de plata, oro, o accesorios de fantasía que también son muy lucidores y nos encantan, merecen que los cuidemos para mantenerlos en perfectas condiciones. Muchas veces ocurre que con el paso del tiempo y siendo del material que fueren se ensucian, y sobre todo siendo de fantasía creemos que ya no tienen remedio y el siguiente paso es ir a dar a la basura.
A continuación, te damos algunos tips para limpiar tu joyería, recomendándote primero limpiar un tramo pequeño de la pieza para que verifiques la efectividad del tip y en caso de que no funcione puedas probar con otro a tiempo. En caso de la joyería de plata y oro, además de estos tips, en las tiendas donde las venden, también podemos encontrar lociones y paños limpiadores para tratarlas.



Cómo limpiar joyería de fantasía


A) Agua y jabón. Ponemos en un traste agua tibia con un poco de detergente y a continuación humedecemos con esto un cepillo de dientes que ya no utilicemos y comenzamos a tallar sobre la superficie de la pieza. Después tenemos que secarlo ya que el exceso de agua puede provocar que la pieza se oxide, para lo cual puedes emplear una secadora, que puede alcanzar lugares más pequeños que un lienzo.

B) Vinagre y bicarbonato. En un recipiente pequeño colocamos un chorrito de bicarbonato y sumergimos en este nuestro accesorio por algunos segundos. Después con un cepillo de dientes impregnado de bicarbonato cepillamos la pieza. Enjuagamos con un poco de agua y secamos con una secadora de cabello.



Tips de prevención.

Para que tus accesorios duren en buen estado el mayor tiempo posible, te recomendamos guardarlo en bolsitas de plástico o de celofán y cerrarlos con una liga o usar de las que son herméticas.
También puedes usar un poco de barniz transparente y darle una pasada con él a tus piezas para que duren más tiempo.
Tampoco duermas o vayas al gimnasio con ellas ya que el sudor hace que se maltraten.
No te bañes con ellas, pues se oxidaran.



Cómo limpiar joyería de plata


Estas piezas se oscurecen con rapidez y pierden el brillo que nos encantaba al comprarlas. Cuando se trate de limpiarlas hay que tener cuidado con las piedras que acompañan a la pieza, pues probablemente requerirán un tratamiento diferente al de la plata. Además de las toallitas y limpiadores que venden en las joyerías, hay diferentes tips caseros para que tus accesorios queden como nuevos:

A) Sal. En un recipiente pequeño colocaremos agua caliente hasta la mitad, después le colocaremos una cucharada de sal removiendo hasta que se disuelva, en el fondo del recipiente pondremos un trozo de papel aluminio y finalmente introduciremos nuestros accesorios de plata. Dejamos unos minutos dentro del recipiente. Ahora sólo enjuagamos y las secaremos con un trapo suave o con una secadora para cabello.

B) Detergente y agua. Colocar en un recipiente pequeño un poco de agua caliente y diluir detergente en él. Introducir las joyas de plata y dejarlas unos minutos dentro. Sacarlas y enjuagarlas, después con un trapo suave lo frotamos para darle brillo, y por si las dudas, secamos con la secadora.

C) Alka-Seltzer. En un recipiente colocamos agua caliente hasta la mitad, luego añadimos una o dos pastillas de Alka-Seltzer (o cualquier otra marca de antiácidos efervescentes). Las dejamos unos minutos dentro del recipiente, las enjuagamos y las secamos frotando con un trapo suave y secar con secadora.



Tips de prevención:

Guarda tu joyería en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico bien cerrada.



Cómo limpiar la joyería de oro.


A) Agua y jabón. Prepara un litro de agua tibia y echa un poco de detergente y unas gotitas de amoniaco, diluir. Sumerge en ella las joyas de oro y frótalas con un cepillo de dientes. Enjuágalas con agua tibia y seca con una secadora. Si no están muy sucias, no pongas el amoniaco a la mezcla anterior.

B) Limón y sal. Poner agua en un vaso, añadir el jugo de medio limón y una cucharada de sal, sumergir en esto un cepillo de dientes y limpiar tus accesorios. Enjuaga y seca con cuidado. Esto también lo puedes aplicar para limpiar plata.



Tips de prevención:

Guárdalas en un estuches separados y herméticos o en bolsas de plástico.



Para la joyería con perlas:


Puedes limpiar igual con jabón neutro y un paño húmedo, enjuagar bien y secarla con un paño suave y con mucho cuidado. Podemos dejarla toda la noche en una tela de algodón para que absorba la humedad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría saber qué te ha parecido esta entrada o cualquier comentario que tengas.